GENERALIDADES / ARTÍCULOS

Anestesia para circugía ambulatoria

Generalidades / Noviembre 07 de 2014 / 25 comentario(s)

Anestesia para circugía ambulatoria

Con frecuencia no es necesario pasar la noche en el hospital después de una cirugía o de un examen diagnóstico. Generalmente, usted puede regresar a casa a recuperarse. Los servicios de anestesia o de cirugía ambulatoria (o externa) son seguros, convenientes y económicos, y se pueden llevar a cabo en una variedad de centros. Puede escoger que le hagan el procedimiento en un hospital, en un centro de cirugía independiente, o en algunos casos en el consultorio del cirujano. ¿Qué es anestesia ambulatoria? La anestesia ambulatoria está diseñada para satisfacer las necesidades de la cirugía ambulatoria para que usted pueda regresar a casa poco después de la operación. Se usan drogas anestésicas de corta acción, técnicas anestésicas especializadas y atención especialmente orientada a las necesidades del paciente ambulatorio para hacer que su experiencia sea segura y agradable. Por lo general, si tiene buen estado de salud, usted puede tener anestesia y cirugía ambulatoria. Debido a que cada paciente es especial, su anestesiólogo lo evaluará cuidadosamente y evaluará su estado de salud para determinar si usted debe tener cirugía ambulatoria. Después de volver de la anestesia, generalmente, regresa a casa directamente. Los pacientes ambulatorios necesitan ayuda de parientes o amigos. Si no tiene quién le ayude en casa, puede que necesite ayuda adicional. Algunos centros ambulatorios ofrecen instalaciones de recuperación especiales para después de la cirugía o servicios de enfermeras que van a la casa por un tiempo más largo. ¿Cuándo voy a conocer a mi anestesiólogo? Su anestesiólogo o su asistente se entrevistarán con usted antes de ponerle la anestesia para reunir información y evaluar su estado de salud general. Esta entrevista puede ser por teléfono, una visita en el centro o en el consultorio. Puede que le manden a hacer exámenes de laboratorio y revisen su historia médica, historia quirúrgica y otros antecedentes médicos relacionados con la anestesia. Puede que le pidan que conteste un cuestionario sobre otras experiencias con anestesia, padecimientos médicos, medicamentos y alergias que tenga. Debe hablar con el anestesiólogo sobre cualquier inquietud que tenga. ¿Cuáles son los tipos de anestesia? Las decisiones relacionadas con la anestesia se toman pensando siempre en usted. El tipo de anestesia que le apliquen depende de su salud en general, de la clase de cirugía y de lo que usted prefiera, en cuanto sea posible. Basándose en la información que ha reunido el anestesiólogo de su historia médica y de la entrevista antes de la operación, hablará con usted sobre las opciones posibles de anestésicos. Puede escoger entre cuatro categorías principales de anestesia: Anestesia general. Con la anestesia general, usted está inconsciente y pierde las sensaciones. Anestesia regional. Si tiene anestesia regional, le inyectan un anestésico local para insensibilizar, controlar el dolor y la sensación de una región grande del cuerpo. Entre las técnicas de anestesia regional están: los bloqueadores espinales y epidurales y bloqueos de brazos y piernas. Puede que le den medicamentos que le harán sentir cómodo, somnoliento y le hará borrosa la memoria. Anestesia con monitoría. Ésta consiste en medicinas que toma para ponerlo somnoliento y aliviar el dolor. Esos medicamentos complementan las inyecciones de anestésicos locales dados por lo general por el cirujano. Mientras está sedado, su anestesiólogo controlará las funciones vitales del cuerpo. Anestesia local. Se usa para insensibilizar un área pequeña. Con frecuencia lo hace el cirujano. En este caso, puede que no haya un miembro del equipo de anestesiología con usted. El anestesiólogo hablará con usted sobre los riesgos y los beneficios relacionados con las diferentes clases de anestesia. Ocasionalmente no es posible mantenerlo cómodo con anestesia regional o local, y se necesita la anestesia general. Sin embargo, pueden ocurrir complicaciones poco comunes o efectos secundarios con cada una de las opciones que usted escoja a pesar de que se le controle cuidadosamente y el anestesiológo tome precauciones especiales para evitarlos. Con esta información, usted y su anestesiólogo pueden decidir cuál tipo de anestesia le conviene más.

Comentar